¿Qué necesitas para tener resultados?

Estamos entrando al final del año y te pregunto ¿Qué ha pasado con los propósitos de año nuevo? Si has trabajando en ellos seguramente llevas parte del plan cumplido, pero si aún no has iniciado, ¿Qué estás esperando? este artículo es para ti.

¡Es momento de iniciar!

Hace tiempo me di cuenta que lo primero que necesita una persona para cumplir sus metas, es decidirse, comenzar por tomar las cosas con la mayor seriedad posible y trabajar en ellas, pero de forma definitiva. No importa si vas con el mejor especialista, sino sigues sus indicaciones no servirá de nada.

¿Por qué nos esforzamos?

Ésta es la pregunta más importante ¿Cuáles son tus objetivos? Si no estás conciente de lo que buscas, no podrás lograrlo, hacer las cosas sin motivación o metas entorpece tus resultados, es como caminar sin rumbo.

Inicia por fijarte objetivos claros y plantearte metas, pero no exageres ni quieras hacer las cosas de la noche a la mañana, comienza por hacerte metas a corto plazo que puedas ir cumpliendo poco a poco, por ejemplo: bajar un par que kilos o una talla, correr unos minutos más o incrementar un poco tus pesos en el gimnasio, así podrás cumplirlos uno a uno y comenzarás a ver resultados sin desesperarte.

¿Qué influye para lograr una meta?

El entorno en que te desarrollas interviene bastante para lograr cualquier cosa, la influencia que tienes sobre los demás es importante, pero más aún lo que fluye de los demás hacia a ti.

Trata de sacar lo mejor de ti y compártelo a las personas, pero ten bastante cuidado de lo que te transmiten los demás, el ejemplo es sencillo; si a tus amistades no les gusta entrenar y no cuidan lo que comen, seguramente te será más difícil llevar una disciplina o incluso hasta te distraerán de tus verdaderos objetivos, pero si por el contrario te rodeas de gente con objetivos afines a los tuyos es más fácil motivarte y hasta llegar a tener una competencia saludable para no quedarte atrás. ¡Rodéate de gente que te aporte cosas positivas!

 

El poder de los pensamientos

Todo el tiempo estamos pensando, tanto cosas positivas como negativas, pero, ¿Qué pensamientos son los adecuados para lograr tus metas? La mente es lo más poderoso que tenemos y podemos usarla adecuadamente o en nuestra contra, piénsalo, si te enfocas en aspectos positivos obtienes beneficios, pero si por el contrario sólo atraes pensamientos negativos y eres de los que se la pasan quejándose de no ver cambios, de no tener nunca tiempo para nada y en lugar de trabajar por cambiar tu situación te dedicas solo a renegar, entonces estos sentimientos lo único que generarán es más frustración y menos avances.

Definitivamente si quieres hacer algo y te lo propones es más fácil que encuentres formas de lograrlo, pero si crees que algo no se puede, entonces encontrarás cientos de motivos por los que no se puede hacer. ¡Enfócate en lograr tus metas!

¡Encuentra una motivación!

Así todo se vuelve más fácil, ya sea cambiar tu guardarropa o estar en forma para tus vacaciones en la playa, puedes encontrar un sinfín de metas y beneficios para lograrlo. También es importante visualizar tus objetivos cumplidos, recuerda que para lograr algo, el primer paso es creer que es posible.

Comienza por crear hábitos

Lo que haces todos los días se considera como un hábito, definitivamente somos personas de hábitos, todos los días nos levantamos y seguimos nuestra rutina diaria, pero el problema no es acostumbrarnos, el problema es a lo que nos acostumbramos, nos acostumbramos a poner pretextos, a tener una mala condición física y luego nos quejamos como si hiciéramos algo para cambiarlo.

La fórmula es crear hábitos positivos, piensa un poco en las cosas que habitualmente haces y no te benefician en nada y trata de cambiar e invertir tu tiempo en actividades que si te dejen algo.

¡Entrena al máximo!

Entrena lo mejor que puedas, cuida tu técnica y esfuérzate, pero sobre todo, hazlo con intensidad y apóyate de lo que necesites para lograrlo; siempre busca motivos y beneficios para entrenar, así te será más fácil.

Aliméntate saludablemente

Reflexiona un poco, no da lo mismo comer bien que comer mal, pues al alimentarse saludablemente se adquiere buena salud, un buen rendimiento físico y además un aspecto agradable, entonces vale la pena cuidar un poco los alimentos. Recuerda que somos lo que comemos y sólo tú puedes controlar la calidad de lo que ingresa a tu organismo. 

Escribe tus metas

Si algo he aprendido es que las promesas se las lleva el viento, por eso, si ya estás decidido a comenzar a trabajar en tu salud y beneficio, no sólo lo imagines, escribe tus metas en un papel y pon fechas, después de todo una meta sin plazo se puede posponer a conveniencia, fija un plazo y trata de que sea algo realizable así no terminas frustrándote. Una vez realizada la primer meta escribe los beneficios obtenidos y los problemas que tuviste para lograrla y vuelve a trazar otra, un paso a la vez y llegarás a tu destino. 

¡Inicia hoy mismo!

No esperes más, inicia con lo que puedas, definitivamente no tienes que tener todo a la mano, como lo dije anteriormente ve haciendo pequeños cambios en la medida de tus posibilidades y cuando menos te des cuenta tendrás toda una disciplina y lo que buscas.  

 

Read 1062 times

Maestro Internacional en Nutrición
Lic. en nutrición Ced. Prof: 4013578
Director General de Nutrition and Performance Center
Especialista en Nutrición para la actividad física y deporte
Especialista en Nutrición aplicada a la estética corporal

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Nutrition and Performance Center
Más que un cambio ¡Un estilo de vida!