10 tips para comer en restaurantes nutritivo, saludable y ligero

Ya sea por necesidad o por gusto, si eres de esas personas que acostumbran comer con frecuencia fuera de casa, y no sabes que alimentos elegir para cuidar tu figura y salud, te presentamos 10 tips útiles y sencillos para llevar una buena nutrición al comer en restaurant.

1. ¡No comas con hambre!

En primera instancia, evita los ayunos prolongados pues cuando tienes demasiada hambre, todo se te antoja y es más fácil caer en las tentaciones. Por eso, no te saltes comidas y procura incluir algún snack y beber agua entre comidas.

2. ¡Checa bien el menú!

Antes de ordenar lo que vas a comer conoce el tamaño de las porciones, ya que a veces suelen ser bastantes generosas. Igual de importante es revisar las preparaciones, pues varios platillos pueden aportar altas cantidades de grasas o azúcares incrementando el contenido energético de tus platillos.

3. Sigue un orden

No comiences con el plato fuerte. Lo mejor es iniciar la comida con una ensalada, consomé o sopa a base de vegetales, en lugar de las cremas que generalmente tienen más del doble de calorías.

4. Plato fuerte, no es sinónimo de: ¡Plato abundante!

Al momento de elegir, busca la opción baja en grasa. Y si la porción es demasiado grande, elige la cantidad que comerás y pide el resto para llevar o bien puedes compartir.

5. Pide las carnes asadas, a la plancha o al horno

Ya sea que elijas pollo, res o pescado, siempre elige que se cocinen sin grasa para no aumentar su contenido calórico, como ocurre cuando ordenas carnes fritas ó empanizadas. Recuerda que la cocina es para resaltar el sabor de los alimentos, no para ocultarlos.

6. Prefiere platillos con vegetales como guarnición

¿Qué te parecen vegetales al vapor o una ensalada verde o para acompañar tu plato fuerte? Además de sabrosos, incrementan la cantidad de nutrimentos en tu dieta, evitan que comas en exceso y favorecen la digestión.

7. ¡Elige una opción ligera!

No todos los platillos son light, pero si checas los ingredientes que contienen, puedes sustituirlos por otros más ligeros. Por ejemplo: si un sándwich contiene queso amarillo, puedes sustituirlo por panela, y en vez de aderezar tu ensalada con salsa cremosa, elige vinagreta, que además aporta grasas buenas. El secreto está en cambiar algunas versiones por otras opciones saludables y comer con moderación.

8. Evita la saturación de carbohidratos

¿Te dan pan cuándo llegas y mientras comes? Analiza tus comidas, y si tu platillo ya cuenta con una porción de pasta, tortillas o pan, ya no es necesario comer de más, aunque estén disponibles.

9. ¡Aguas con las bebidas!

Para acompañar la comida, no tienes que elegir siempre refresco; en el caso de preferirlo, elige el que sea sin calorías. O bien, agua mineral con jugo de limón o naranja. Y si deseas un jugo natural, lo ideal es rebajarlo con agua.

10. Elige un postre saludable

No es malo comer postres, lo malo es comerlos con frecuencia y en porciones grandes y calóricas. Elige mejor una gelatina light, fruta picada o una pequeña porción de nieve, en lugar de helados de crema y pasteles ricos en azúcar, grasa y harinas refinadas.

Como puedes ver, comer sanamente no significa sacrificar lo sabroso de cada platillo; sólo es cuestión de elegir adecuadamente. ¡Tú decides!

Read 1250 times

Colaboradora de Nutrition and Performance Center
Ced. Prof: 7161133 
Especialista en nutrición infantil y control de peso
Citas: 5803-9679

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Nutrition and Performance Center
Más que un cambio ¡Un estilo de vida!